El Ayuntamiento y los vecinos solicitan que se busque urgentemente otras alternativas para modificar el proyecto a su paso por las calles Severo Ochoa y Rafael Alberti

Tras la reunión mantenida este domingo en Tahiche, el Ayuntamiento de Teguise ha solicitado nuevamente la paralización de las obras del proyecto “Tubería de Transporte Zonzamas-Arrieta (Línea Norte 1)” en los tramos que discurre por las calles afectadas, y ha insistido en la modificación del trazado.

Teniendo en cuenta que dicha actuación afecta a las calles Severo Ochoa y Rafael Alberti en el tramo Zonzamas-Tahiche, el Ayuntamiento insiste por escrito al Cabildo de Lanzarote en la modificación de ese trazado en atención a los vecinos de Tahiche que, a través de la Asociación Santiago Mayor, ya denunciaron el agravio en el mes de mayo de 2021, alegando que en las mencionadas calles se encuentran localizadas las infraestructuras más importantes del pueblo de Tahiche: el CEIP César Manrique, las Escuelas Universitarias de Turismo y Enfermería, el Pabellón Municipal y el Campo de fútbol. 

“Dichas infraestructuras soportan diariamente mucha afluencia de estudiantes, deportistas, y público en general, que se verían afectados por las obras”, explican en el escrito. Además, las viviendas existentes llevan construidas más de cincuenta años, y algunas de ellas no cuentan con cimentación, por lo que la ejecución del proyecto por esa zona podría provocar daños irreparables a las viviendas.

“Los propios vecinos de Tahiche han promovido el cambio de ubicación de una parte del trazado de la red de abastecimiento de agua actualmente en ejecución, atendiendo también a que hay un proyecto de saneamiento promovido por el Consorcio del Agua de Lanzarote, y que en parte de su trazado afecta a las calles Severo Ochoa y Rafael Alberti sobre las que se plantea cambio de ubicación de la red de abastecimiento”, explica Olivia Duque como representante municipal y vecina del pueblo.

“Se han planteado dos propuestas, una que pasaría por detrás de la montaña de Tahiche y otra que se desarrolla por la zona del arcén que discurre por la LZ-1, tal como establece el Artículo 52 de la Ley de Carreteras, para evitar problemática a la hora de la ejecución de las obras”, explica Duque, agradeciendo “la colaboración ciudadana y la buena predisposición de los vecinos que están a la espera de una alternativa factible y una solución que no les afecte tanto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *