Apuntan a las serias contradicciones del grupo de gobierno en materia de gobernanza inclusiva.

El Comité Local de Nueva Canarias en San Bartolomé propone la redacción de una Ordenanza de Inclusividad y Derechos Urbanos con el objetivo de transformar los núcleos poblacionales en espacios de convivencia para la totalidad de los habitantes del municipio.

Para Pablo Yebra, portavoz del Comité Local de NC, “los núcleos urbanos de San Bartolomé, en especial Playa Honda, no cuentan con las mínimas infraestructuras que se requieren para poseer lo que se denomina una accesibilidad universal”.

Los canaristas recuerdan que la gobernanza inclusiva exige un mayor compromiso y exigencia en la accesibilidad universal, en los protocolos de eventos y planes municipales, que los que actualmente se llevan a cabo por parte del grupo de gobierno socialista.

“Intentan vender que son un grupo de gobierno que se ocupa y preocupa de la inclusividad de todas las personas, pero sus actuaciones están muy lejos de una verdadera política de los cuidados”, sostiene Yebra.

Según NC, la redacción de una Ordenanza de Inclusividad y Derechos Urbanos mejoraría sustancialmente la calidad de vida de los ciudadanos con discapacidad física, intelectual, visual y auditiva, además de las personas mayores y el peatón en general.

“Se trataría de empezar a planificar en serio el municipio que queremos, más amable y que cuide de nosotros”, mantiene Yebra, que prosigue aludiendo que “la ordenanza exigiría rigor en aspectos como el urbanismo, infraestructuras municipales, transporte, eventos, información pública y turística, o en las relaciones con la administración pública”.

Por otro lado, los canaristas recomiendan que esta ordenanza sea pactada y trabajada junto a las asociaciones del Tercer Sector de Lanzarote, y en un proceso participativo donde los ciudadanos puedan aportar sus ideas.

“No hay mejores asesores que estas organizaciones que llevan décadas trabajando y apoyando la inclusividad y los cuidados”, remarca Pablo Yebra.

Contradicciones del grupo de gobierno

Para el Comité Local de NC en San Bartolomé las políticas que se llevan a cabo desde el grupo de gobierno tienen que ver más con el “urbanismo de ocurrencia” que con una verdadera sensibilidad y apuesta por la gobernanza inclusiva.

Un ejemplo es la decisión de poner barreras de acceso a la Avenida de Playa Honda en el día programado para la realización de la carrera contra el ELA y a favor de la asociación ALANEM, dándose la paradoja de que muchas personas con movilidad reducida no pudieron acceder.

Otro ejemplo que NC denunció en su momento es la pasarela a la playa de Guacimeta que supuestamente tiene como objetivo facilitar el baño a las personas con movilidad reducida. Según los canaristas esta pasarela no mantiene las condiciones para una movilidad segura e inclusiva, además de que se queda muy corta.

Finalmente, NC pone el acento en la “arquitectura hostil”, aquella que impide la convivencia natural y diversa y pone restricciones a su movilidad urbana. Ejemplo son los bolardos, las vallas, las aceras reducidas y con altura, etc.

Así lo refleja la arquitecta y urbanista Izaskun Chinchilla, que en su libro “la ciudad de los cuidados”, apunta a que las ciudades del futuro deben ser espacios abiertos y amables donde impere la visión del peatón. A los responsables del grupo de gobierno de San Bartolomé les recomendaría su lectura”, sentencia Pablo Yebra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *