Los canaristas ven en la recién aprobada ley del “sólo sí es sí” una oportunidad para mejorar la protección hacia las mujeres víctimas de violencia de género en Canarias.

Desde la Secretaría Insular de Bienestar de NC Lanzarote se insta al Cabildo Insular a iniciar la planificación necesaria para la creación de un Centro de Crisis 24h para Víctimas de Agresión Sexual como prevé la recién aprobada Ley de Garantías de la Libertad Sexual.

Según los datos de 2021 del Instituto Nacional de Estadística, 210 personas entre mayores y menores de edad fueron condenadas con sentencia firme por delitos contra la libertad sexual. En el primer trimestre de 2022 ya habían sido dictadas 42 sentencias firmes por delitos de las mismas características. Si ponemos la atención en la isla de Lanzarote, este tipo de delitos ha aumentado en un 25% en lo que va de año según los datos del Ministerio del Interior.

Para los canaristas se considera de vital importancia la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual conocida como ley del “sólo sí es sí”, que fue aprobada la semana pasada en el Congreso de lo Diputados.

Con esta ley se da voz, según Daisy Villalba, secretaria Nacional de Derechos Sociales y Sanidad de NC, “a la libertad sexual al especificar que se tendrá en cuenta el consentimiento expreso para juzgar delitos sexuales, además de recoger aspectos relacionados con la violencia vicaria y considerar como violencia sexual la agresión, el asco callejero, la explotación sexual, la corrupción de menores, la mutilación genital femenina o la pornografía”.

Uno de los aspectos a destacar de esta ley es la creación de Centros de Crisis 24 horas que contarán con atención psicológica, jurídica y social para las víctimas. Estos centros tienen su razón de ser el constituir un lugar en que las mujeres se vean seguras, atendidas y asesoradas con el objetivo de prestar atención de forma inmediata tanto de forma telefónica como presencialmente las 24 horas y los 365 días al año.

Del mismo modo, la norma obliga a crear como mínimo un centro por provincia. Para Villalba esta estructura “no es la idónea para Canarias, puesto que el hecho insular obliga a considerar la realidad de cada isla y planificar según sus necesidades”.

Villalba considera que “el aumento de los delitos contra la libertad sexual en la isla de Lanzarote nos exige un servicio 24 horas que actualmente no poseemos, con personal técnico cualificado que esté disponible en los momentos más cruciales para las víctimas, aquellas primeras horas donde se necesitan cuidados emocionales y psicológicos”.

Así, NC mantiene que la ayuda y atención psicológica debe ser continuada en el tiempo y con un seguimiento a las víctimas para que se sientan seguras y en un lugar de confianza.

“Cada vez son más jóvenes las victimas de estas agresiones. Muchas de ellas no quieren contarlo a sus familiares y se ven en una situación de soledad y miedo que, si tuviésemos este tipo de Centros, podrían tener la confianza para hacerlo”, comenta Daisy Villalba, que ve que Lanzarote debe caminar hacia una estructura insular de protección, atención y prevención potente y con un equipo multidisciplinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *