Podría empezar este texto tirando de la tan trillada expresión «No es un adiós, es un hasta luego», por aquello de dejar puertas abiertas porque ya sabemos las vueltas que da la vida… más en política. Pero no, no es mi caso.

Esta despedida de la vida política que hoy hago pública, y a la que he dedicado tantos años de mi vida, es un ´Hasta siempre´. Una decisión meditada en profundidad en la intimidad y compartida con mi círculo más cercano y mi familia antes de considerar que lo apropiado era comunicarlo públicamente ahora, a las puertas del fin de legislatura.

He tomado esta más que difícil decisión porque considero, y necesito, dedicar más tiempo a mi vida personal y a mi familia. Es momento de apartarme de la vida pública aunque seguiré formando parte activa de la gran familia que es el Partido Popular. Seguiré aportando mi experiencia y apostando por políticas en beneficio de la gente, pero ahora desde otro lado del campo de juego. Fuera de la política hay mucha vida por vivir y mucho por hacer, sobre todo por y para los demás.

La ciudadanía ha sido mi principal fuente de energía durante todos estos años. Por respeto y profundo agradecimiento a todos los hombres y las mujeres que han confiado en mí, deseo que consideren mi decisión como una prueba de que de verdad existe la virtud tan menospreciada de ´saber cómo y cuándo marcharse´, siempre bajo el paraguas de la humildad que creo haber demostrado con mi trabajo y dedicación. Ahora les corresponde a otros la misión de seguir defendiendo las conquistas logradas por nuestro partido, que nunca son seguras, y continuar mirando al futuro a base de trabajo, esfuerzo y dedicación.

Cuando inicié mi andadura en política, allá por el año 1983, en la Sede de Alianza Popular (hoy Partido Popular) que se encontraba en el antiguo Cuartel de la Guardia Civil, en la Plazuela, con José Ferrer Perdomo como presidente, nunca pensé que mi recorrido iba a resultar tan satisfactorio, gratificante y una gran escuela de vida. A todos los presidentes y presidentas les debo la confianza depositada en mí desde mis inicios. Quiero dar las gracias por tanto al mencionado José Ferrer Perdomo, a José de Páez, Pedro Medina Abarca, Rafael de León  Expósito, Alejandro Díaz Hernández, María Dolores Luzardo de León y actualmente Astrid Pérez Batista, entre otros.

De forma especial quiero trasladar mi agradecimiento a nuestra actual presidenta y alcaldesa de Arrecife, Ástrid Pérez. Gracias compañera por haber confiado en mí para ser parte del proyecto del Partido Popular para la ciudad de Arrecife. Además de ocupar distintas concejalías en la capital, durante mi trayectoria política he ocupado distintos cargos orgánicos en el partido que me han ayudado a crecer como mujer, como persona y como política. He sido muy fiel a mis  principios políticos y he demostrado lealtad a todos los presidentes; de todos llevaré para siempre algo en mí corazón.

Con especial melancolía recuerdo el año 2007, cuando inicié mi andadura  política como concejal del ayuntamiento, de la mando de mi querido y siempre recordado alcalde Cándido Reguera Díaz. Aquellas interminables reuniones con Cándido al frente, y todas las horas compartidas junto a él y los equipos de trabajo, me enseñaron que las principales máximas para consolidar un proyecto político deben ser siempre la integridad, sencillez, humanidad, humildad y flexibilidad. Gracias Cándido. Estés donde estés, espero que seas feliz.

Supongo que habrá quienes no consideren apropiado recordar todo lo que hemos logrado en la institución y para Arrecife durante estos años de actividad política, porque para eso nos pagan, y no seré yo quien les quite razón. Pero no puedo evitar sentir especial orgullo de algunos de los proyectos y actuaciones que logramos sacar adelante y lo hago, principalmente, como señal de respeto y como muestra de agradecimiento a los equipos humanos, a los trabajadores municipales, sin los cuales la realidad sería distinta. Sirva como ejemplo la inauguración del Mercado Turístico y Artesanal de Arrecife  en abril del 2010,  cuando estaba al frente de la concejalía de Comercio y Turismo.

A nadie se le escapa que la legislatura que está a punto de concluir ha sido complicadísima por muchos factores. Cuando llegamos nos encontramos con una cantidad ingente de proyectos paralizados, necesidades no cubiertas, barrios abandonados y un largo etcétera. Nos pusimos manos a la obra y creo que los cambios, mejoras y resultados están a la vista de todos y todas.

Por otro lado, no podemos olvidar la llegada a nuestras vidas de una pandemia que puso el mundo del revés. Mis concejalías estaban entre las más afectadas por las restricciones sanitarias. Sectores como Transporte Público Urbano, Restaurantes, Bares, Terrazas, Playas y parques infantiles se vieron profundamente afectados y había que responder con rapidez y rotundidad. Mi vida personal pasó a un segundo plano, ya que mi prioridad siempre fue atender las necesidades de nuestros vecinos, trabajadores, pequeños empresarios. Aún así, en un ambiente de preocupación, tristeza y dolor, no cesé nunca en mi empeño por lograr mis objetivos antes de final de legislatura. Y puedo decir que he cumplido.

La mejora de la Red Semafórica de Arrecife ya es una realidad, así como el Plan de Movilidad Urbana sostenible o las mejoras acometidas en las playas como, por ejemplo, los baños de El Reducto, su Plan de Seguridad y Emergencia, la compra de la torre de vigilancia y la obtención del distintivo Bandera Azul cuatro años consecutivos para uno de los grandes atractivos turísticos de Arrecife, son sólo algunas de las actuaciones que he llevado a cabo durante estos años. No puedo dejar atrás el cambio en el mantenimiento de los parques infantiles, ahora son más seguros y accesibles.

He intentado hacer mi trabajo de la mejor manera posible, he tenido el honor y la responsabilidad de formar parte del equipo de gobierno, al cual estaré eternamente agradecida.  Lo mejor que me llevo de esta legislatura es la amistad y lealtad de mis compañeros demostradas durante los momentos más duros, que ojalá no se repitan. Asimismo, agradezco sobremanera la comprensión y el apoyo que me han mostrado todas las personas que me han ayudado a desarrollar mi labor en las distintas concejalías que me fueron delegadas y, por supuesto, hago extensivo el agradecimiento a todo el personal del ayuntamiento.  

Ha llegado la hora de decir adiós a la política,  pasar página y comenzar una nueva etapa vital. Seguiré demostrando mi fidelidad al Partido Popular, colaboraré en lo que esté a mi alcance y  seguiré junto a los hombres y mujeres del PP luchando por nuestros ideales.

A ti, Ástrid, ¿qué decirte que no sepas? Estoy muy orgullosa de haber formado parte de esta preciosa aventura. Siempre tendrás a tu lado a una compañera pero también a una amiga. Estoy  convencida de que seguirás cosechando éxitos para nuestra ciudad y que verás recompensados tu esfuerzo y tu tesón.

A mi familia, sin cuyo apoyo hubiese sido más difícil tomar esta decisión, mi más profundo agradecimiento. Ahora tendré más tiempo para dedicar mis esfuerzos a mantener la unión y el amor a nuestro alrededor.

¡Gracias a todos y todas y… hasta siempre!

Ángela Hernández, concejal del PP en el Ayuntamiento de Arrecife

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *