El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Sergio Lloret se reunió junto al alcalde de Betancuria, Marcelino Cerdeña, con vecinos, asociaciones y colectivos del municipio, con el fin de recabar las sugerencias, opiniones y aportaciones de los mismos a la redacción en desarrollo del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) y el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Parque Rural de Betancuria, actualmente en fase de consulta pública.

Con un Parque Rural protegido que abarca «casi la totalidad» del territorio del municipio, el interés principal de la Corporación Insular, manifestado por su presidente durante el encuentro, es la de «sentar los cimientos jurídicos que nos permitan hacer compatible el cuidado, protección y respeto necesario para el espacio, con la conservación de los usos tradicionales, principalmente del sector primario, que caracterizan a esta zona de la isla».

«Necesitamos conocer las sugerencias que quieran hacer para cumplir con el compromiso con la preservación necesario para este Parque, al tiempo que se atienden todas aquellas demandas que sea posible incluir en su redacción», aseguró el presidente a una audiencia de aproximadamente medio centenar de personas, recordando el riesgo de nulidad en el que se encuentra el PRUG actual, que data del año 2009 y presenta similares defectos que el relativo al Parque Natural de Jandía, que fue definitivamente anulado.

La particularidad de Los Molinos

La situación de incertidumbre en la que se encuentra el núcleo costero de Los Molinos como consecuencia de la Ley de Costas fue uno de los temas puestos sobre la mesa de debate por parte de algunos vecinos afectados presentes en la reunión.

Sobre la materia, remarcó el presidente Lloret, que «el Cabildo de Fuerteventura no puede modificar la Ley de Costas ni garantizar nada que no corresponde a las competencias del mismo». Sin embargo, avanzó el interés de la Administración Insular porque «se estudie la historia y el interés etnográfico de Los Molinos, en base a su arquitectura tradicional y el valor histórico de la localidad», dijo.

Aspectos todos ellos que «no va a ser fácil y no lo podemos garantizar, pero consideramos que es el único camino que tenemos para la preservación del espacio y ayudar a resolver los problemas que están teniendo los vecinos». Todo ello, apuntó, requerirá de «un fuerte componente de conservación y preservación de la arquitectura tradicional de la localidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *