Oswaldo Betancort lamenta que Loli Corujo haya reaccionado tan tarde para empezar a buscar una solución a un proyecto vital para nuestros mayores que ya podía estar construido en Teguise tras ceder suelo municipal

El diputado por Lanzarote y La Graciosa, Oswaldo Betancort, lamenta que, finalmente, sus peores presagios se hayan cumplido y que hayan tenido que pasar 3 años para que Loli Corujo, presidenta del Cabildo de Lanzarote, reconozca al fin que había un error en el contrato de la Residencia de Mayores de Lanzarote y que había que subsanarlo. 
 
“He preguntado por activa y por pasiva por este proyecto en sede parlamentaria, sospechando que algo iba mal, pero nunca obtuve respuesta por parte de la consejera del área del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, que sí me llegó a contestar que eso era cosa del Cabildo y de Loli”, asegura Oswaldo Betancort.
 
“Ahora, 3 años después, nos dicen que hay que volver a licitar el contrato porque no sirve, tras pasar año y medio del paripé de la colocación de la primera piedra en el suelo cedido por el Ayuntamiento de Teguise desde 2018, en un acto en el que no faltó ni el apuntador”, lamenta Betancort. “Cogieron el pico y la pala para la foto pero no terminaron de escarbar bien en lo que a gestión pública se refiere porque si hubieran puesto un poco de interés y decencia, habrían reaccionado antes”.
 
“Estamos en el tiempo de descuento en materia socio-sanitaria y de dependencia en nuestra isla, y sabemos que es más que urgente que se destinen todos los esfuerzos e inversiones necesarias a dotar de infraestructuras y servicios dignos a una población cada vez más envejecida y dependiente”, insiste el diputado nacionalista y alcalde de Teguise, apuntando que lleva mucho tiempo pidiendo responsabilidades al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Lanzarote sobre este asunto, “que ha hecho mutis por el foro durante toda la legislatura para ahora salir a poner excusas y pretextos falsos, argumentando problemas urbanísticos que no existen”. 
 
“Lo que sí existe es falta de seriedad, de voluntad, de capacidad de proyectar y materializar lo que proyectaron sus antecesores”, lamenta Betancort, recordando que el proyecto de la Residencia de Mayores de Lanzarote arrancó cuando Teguise cedió la parcela en 2018, tras conseguir una inversión de 19 millones de euros, fruto del compromiso del anterior presidente del Ejecutivo autonómico, Fernando Clavijo, y del expresidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés.
 
“Desde entonces -reitera Betancort- y pasados los años y la vida para tantas familias con personas dependientes en casa, seguimos en punto muerto y sin presente ni futuro en gestión socio-sanitaria”.
 
El diputado del Grupo Nacionalista Canario ya recordó en su día cuáles eran los datos que hacían urgente levantar un centro que ya iba a nacer obsoleto, “puesto que la isla cuenta con una oferta de 227 plazas en residencias, y con la construcción de la residencia en Tahiche serían 180 más, lo cual seguiría sin resolver el problema de la alta y creciente demanda”.
 
Lanzarote es la cuarta isla en relación a las plazas socio-sanitarias, por detrás de Tenerife, Gran Canaria y La Palma; y cuenta con unas 19 mil personas mayores de 65 años y se prevé que en 10 años esta cifra se duplique, lo cual hace necesario y urgente una planificación anticipada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *