El Grupo Popular en el Cabildo de Lanzarote denuncia que Dolores Corujo “ha estado durante tres años bloqueando el debate para no dar cuenta de su gestión ni exponer las líneas de actuación en lo que resta de mandato”

Los consejeros del Grupo Popular (PP) en el Cabildo de Lanzarote celebran que la presidenta de la Institución, Dolores Corujo, haya decidido “por fin, y tras la insistencia de los populares, poner fecha a la celebración del Debate del Estado de la Isla”. Una sesión que, según se informó en el último pleno, se desarrollará los próximos 29 y 30 de abril.

Para el Partido Popular, exponen desde la formación política que preside Ástrid Pérez en Lanzarote, la negativa de la presidenta, que es la única que tiene la prerrogativa de convocar el debate, ha sido una “prueba palmaria del oscurantismo y la falta de transparencia que se esconde tras la gestión de la socialista por mucho que se empeñe en aparentar y vender normalidad y transparencia”.

“Lo que no es de recibo”, apunta el consejero Jacobo Medina, “es que la Institución haya recobrado la normalidad tras la parte más difícil de la pandemia y la presidenta siga negándose a convocar un pleno que, según establece la ley, debe celebrarse como mínimo una vez al año”. “Ante un incumplimiento tan evidente y vergonzante, poco margen le quedaba ya a Corujo para seguir negando a la oposición el derecho a analizar y debatir la gestión, y lo que es además muy importante, tener la posibilidad de poner sobre la mesa las propuestas que consideramos que deben ponerse en marcha desde el Cabildo a corto y medio plazo”, manifiesta Medina.

Lo cierto es que durante todos estos años, apuntan los populares, “no se había escuchado a la presidenta pronunciarse sobre las cuestiones realmente importantes como el PIOL, la residencia de mayores de Tahíche o la inmigración irregular, demostrando cero interés por estos asuntos”. “Curiosamente en apenas una semana y a raíz de las iniciativas que desde el Partido Popular hemos ido presentado durante los últimos dos meses, hemos conseguido que Corujo desvele su verdadera intención respecto al PIOL: ahora ya sabemos que le ha costado tres años darse cuenta de que no se podía seguir adelante con el documento”, destacan desde el PP.  “Sin duda hay que tener mucha cara para revestir la falta de gestión como un acto de heroicidad y valentía”, denuncia Jacobo Medina.

Por este tipo de cuestiones, alegan, a los populares “ya no les sorprende la política obstruccionista de Corujo, que al igual que ha estado bloqueando la celebración del Debate de la Isla también está retrasando la entrega de la documentación y la información que se le solicita desde la oposición”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *