El diputado popular rechaza que si el Gobierno de Canarias deriva a un paciente a otra isla para ser tratado ante la falta de medios y, por desgracia, fallece los familiares deban pagar el retorno

  • Enseñat vuelve a pedir aumentar las partidas destinadas a este fin así como establecer un mecanismo para otorgar estas ayudas con carácter inmediato
  • “Es el momento de demostrar si este gobierno tiene palabra o no, de cumplir con el mandato del Parlamento y hacerse cargo, de una vez, de unos gastos que no son responsabilidad de las familias”

El diputado del Grupo Parlamentario Popular, Fernando Enseñat, denunció hoy que la Consejería de Sanidad siga sin hacerse cargo del coste íntegro del traslado de los pacientes fallecidos fuera de una isla no capitalina como consecuencia de la derivación del Servicio Canario de la Salud (SCS) para seguir un tratamiento que no se presta en su lugar de residencia.

Fernando Enseñat preguntó hoy al consejero del Área sobre el grado de cumplimiento de una Proposición No de Ley aprobada por unanimidad hace un año, en la que se instaba al Gobierno de Canarias a asumir el coste de traslado de los pacientes de islas no capitalinas fallecidos y que hubieran sido derivados para recibir asistencia sanitaria a un centro hospitalario fuera de su isla. 

“Es absurdo e injusto que a un residente de Lanzarote, Fuerteventura, La Graciosa, La Gomera, El Hierro o La Palma, al que el SCS traslada a un hospital de referencia para recibir el tratamiento que necesita, el Gobierno costee su vuelta a casa una vez finalizado el mismo, pero si por desgracia fallece sean las familias las que deban pagar este retorno”, explicó.

Por esta razón, Enseñat insistió al consejero en la necesidad de aumentar las partidas destinadas a este fin con el objetivo de ampliar los límites de esta subvención para cubrir la totalidad del gasto que están asumiendo los familiares así como establecer un mecanismo para otorgar dichas ayudas con carácter inmediato.

El diputado popular recordó que actualmente existe una línea de ayuda para el traslado de fallecidos a su isla de procedencia o residencia, “claramente insuficiente,  pues apenas alcanza un tercio del coste y además siempre llega con más de un año de retraso, si llega”.

“Es el momento de demostrar si este gobierno tiene palabra o no, de cumplir con el mandato del Parlamento y hacerse cargo, de una vez por todas, de unos gastos que no son responsabilidad de las familias”, reclamó Enseñat, quien volvió a recordar que “es el Servicio Canario de la Salud el que los deriva al no existir los recursos sanitarios o tratamientos requeridos en la isla de origen del paciente”, concluyó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *