Tras días después de que Raúl Díaz, presunto asesino de la joven, Romina Celeste de 25 años saliera de la carcel de Tahíche sin que se celebrara el juicio, varias han sido las reacciones políticas a nivel nacional ante una excarcelación que ha generado un gran malestar en la familia de la joven paraguaya y en los colectivos que defienden a las víctimas de violencia de género.

La propia ministra portavoz del Gobierno nacional, Isabel Rodríguez, ha reconocido la necesidad de dotar a la administración de Justiucia de más recursos. En declaraciones en una entrevista en Antena 3 ha dicho que «la justicia cuando es lenta es menos justicia».

También se ha expresado sobre la salida de prisión de Díaz, el ex-ministro de Justicia, Rafaél Catalá, al reconocer como «sorprendente» y «preocupante» que no se haya agilizado en cuatro años el juicio del asesinato de Romina Celeste.

El TSJC investiga la instrucción

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias reaccionaba ante la excarcelación de Raúl Díaz anunciando que designaba al magistrado Emilio Moya como instructor del expediente, ya que se investigará si se han dado disfunciones en la instrucción que hayan evitado que Raúl Díaz no haya sido juzgado en cuatro años de encarcelación provisional.

El presunto asesino, que el mismo día que salió de la prisión cogió un avión dirección a Madrid, confesó haber descuartizado, quemado y tirado en distintos acantilados de la isla los restos de Romina Celeste, pero nunca se ha inculpado por su muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *