La organización estaba asentada en Marbella y París, y el estupefaciente era distribuido por las provincias españolas de Cádiz y Málaga, así como por la región de Ile de France -que engloba París y su área metropolitana-

El entramado presentaba dos ramificaciones: la rama francesa, que se ocupaba de la distribución de la droga; y la española, encargada de los contactos con las organizaciones suministradoras del estupefaciente, radicadas en Colombia y Venezuela

La operación -enmarcada dentro del Plan Meridional- ha finalizado con la detención de 15 personas y la incautación de más de 1.000 kilos de cocaína, 797.950 euros en efectivo, 2 veleros, 7 vehículos y 3 armas de fuego, entre otros efectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *