La presidenta afea que populares y nacionalistas “hayan apostado por la política de la desinformación y por crear alarma social ante una amenaza inexistente”

La presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, se ha comprometido a introducir “cuantas mejoras técnicas sean necesarias en el proyecto de la tubería de transporte Zonzamas – Arrieta (línea norte 1) a su paso por el núcleo de Tahiche pero no a paralizar unas obras que garantizan una solución a más de 20 años de demanda del sector primario insular”.

Corujo ha respondido de esta manera a dos mociones presentadas por los grupos del Partido Popular y Coalición Canaria en la Primera Institución insular solicitando la paralización de estos trabajos.

“Han presentado dos alternativas en tiempo de descuento con propuestas tan sorprendentes como la de llevar la tubería por la montaña de Tahiche, lo que supondría iniciar un procedimiento para la modificación de la calificación del suelo que implicaría un nuevo retraso de 2 o 3 años para un proyecto que lleva dos décadas de retraso, o canalizarla por la carretera general, lo que no es una opción válida para los técnicos de esta Institución. Apelan, además a la importancia de esas calles cuando esas vías no tienen ni aceras en muchos tramos”.

La presidenta ha afeado que la Oposición haya apostado “por la política de la desinformación y por generar la alarma entre la población de Tahíche ante una amenaza inexistente”. “Que un político sin formación técnica específica le diga a los vecinos y vecinas que sus casas se van a agrietar porque se va a romper una tubería es un tremenda irresponsabilidad”.

Corujo ha apuntado que “este debate se produzca también en el Ayuntamiento de Teguise ante los vecinos y vecinas de Teguise”, y ha querido recordar que “el Alcalde, Oswaldo Betancort, no se ha pronunciado aún en este falso debate porque él informó favorablemente y dio su consentimiento a un proyecto que, obviamente, cuenta con todos los argumentos técnicos y jurídicos”.

Desidia y desinterés por parte del Ayuntamiento”

En esta línea, el portavoz del grupo socialista en la Primera Institución insular y, al mismo tiempo, en el Consistorio de Teguise, Marcos Bergaz, ha recordado que “la desidia, el desinterés y la falta de atención a los requerimientos realizados a Betancort fueron fundamentales para que este proyecto permaneciera paralizado más de tres años en el Ayuntamiento, cuando podrían haber dado su autorización en apenas 3 o 4 meses. Es una desfachatez que quienes protagonizaron este retraso injustificado se quieran presentar ahora como los salvadores. Esta obra, si tardó en arrancar, no fue por capricho ni por voluntad de los últimos gobiernos cabildicios” ha explicado Bergaz, “sino por el retraso del Ayuntamiento de Teguise, que tardó tres años en hacer sus deberes. Y cuando después de más de mil días los hicieron, no tardaron ni cuatro meses en exigir al Consorio que iniciara las obras”, ha deslizado Bergaz.

“Si Betancort considera que un mínimo riesgo para los vecinos y vecinas de Tahiche, solo tiene que solicitar un informe técnico o jurídico y paralizar la obra, tal y como dicen sus compañeros en este Pleno. Y mientras critican lo que sucede con esta tubería” ha lamentado Bergaz, “Tahiche sigue sin saneamiento tras doce años de gobierno del señor Betancort”.

Bergaz ha dado a conocer que “el Cabildo no tiene las competencias para paralizar esta tubería porque es una obra del Gobierno de Canarias en la que el Consorcio del Agua, no el Cabildo, tramitó la obtención de las autorizaciones pertinentes”.

“Y tanto que les preocupa la seguridad de los vecinos y vecinas de Tahíche y de sus viviendas que el pasado viernes se celebró pleno en Teguise y ni Coalición Canaria ni Partido Popular presentaron iniciativa alguna al respecto” ha concluido Bergaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *