NC valora la labor de planificación y creación de cuerpo normativo canario, incluida la biodiversidad, así como la capacidad de ejecución presupuestaria

El portavoz parlamentario de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, subrayó hoy, en la presentación en comisión de los presupuestos de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial para 2023, la subida de un 151,9% decidida a lo largo de la X Legislatura al pasar de 103,8 millones de euros de 2019 a 261,6 millones de euros de 2023. El grupo canarista progresista valoró la labor de planificación y creación de un cuerpo normativo propio, que incluye la biodiversidad, así como la capacidad de ejecución presupuestaria del departamento responsabilidad de José Antonio Valbuena.

Coincidiendo con el inicio de la cumbre del clima en Egipto, Luis Campos hizo referencia a la advertencia lanzada en este foro mundial sobre el efecto negativo del calentamiento, “mucho más allá” de las previsiones existentes, y de la propuesta de las Naciones Unidas para grabar a las petroleras para obtener recursos para paliar la crisis climática.

Este escenario sirvió al portavoz parlamentario de NC para situar la relevancia del aumento porcentual de los presupuestos de la consejería, el mayor de todo el Gobierno de progreso, incluidos los fondos del Estado y de la Unión Europea.

De los 103,8 millones de euros de 2019 a 261,6 millones de euros de 2023, un 151,9% de incremento y 44 millones de euros de aumento en relación a 2022. Como “acertada” definió Campos la apuesta del responsable gubernamental por crear unas normas propias, incluida la protección de la biodiversidad y los recursos naturales que, en su desarrollo, se concretarán en planes de actuación.

También reconoció la importante ejecución presupuestaria de este departamento, concretamente del 95% en 2020 y 2021, según los datos aportados por Valbuena a la comisión.

Para los canaristas progresistas, es importante el plan de transición justa porque, “si hemos asumido la gravedad” del problema, “todos estamos obligados a ir” a un proceso de transición, que afecta a todos los parámetros sociales de vida.

Hizo hincapié en los 20 millones de euros para la mitigación del cambio climático, que incluye 5,7 millones de euros para la preservación de las costas cuando, a comienzos del próximo año, Canarias tendrá las transferencias en costas. Resaltó la distribución insularizada de los fondos, principalmente, en las islas no capitalinas.

Sin desmerecer los 1,2 millones de euros para el Observatorio de Calidad del Aire, se detuvo en los 80 millones de euros en materia energética y su reparto por islas como La Gomera. Como muy importante calificó el apoyo a la movilidad eléctrica, que pasa de los 450.000 euros de 2019 a los más de 10 millones de euros para el próximo año.

Sin embargo, los 40.000 euros para la geotermia, repetidos año a año, cuestionó Luis Campos, dan solo para hacer unas catas. “Insuficientes” para una Nueva Canarias que cree que es una de las grandes energías a impulsar.

Sobre el binomio de costas y agua, señaló la filosofía que inspira estas políticas y que se explica por la consolidación de la planificación hidrológica de tercer ciclo, al pasar de los vertidos al mar a avanzar en la economía circular del agua y todo su potencial. Un ejemplo, la agencia de la energía y el agua, refirió el portavoz parlamentario.

De los proyectos de saneamiento y depuración de vertidos, nominó el millón de euros para La Graciosa, los tres millones de euros para Puerto Naos y la Bombilla de La Palma así como otro 1.400.000 euros para la balsa de Vicario, en la misma isla.

Finalmente llamó la atención sobre los “desaprensivos” que ponen en riesgo la rica biodiversidad del Archipiélago con la introducción, entre otros, de especies invasoras. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *