La Asociación de Pacientes y Usuarios de Sanidad y Atención Sociosanitaria de Lanzarote (APUSAS) quiere hacer público su más absoluto rechazo y descontento a las declaraciones expuestas por el Jefe de las Urgencias Hospitalarias y Extrahospitalarias de Lanzarote en relación a la apertura del Punto Atención Continuada

24 horas en la localidad de Mala, que fue aprobado por vía Proposición No de Ley (PNL) en el Parlamento de Canarias en sesión plenaria del 27 de julio de 2022, por plena unanimidad de los partidos políticos representados en dicha cámara.

Desde APUSAS mostramos desde el primer momento nuestro apoyo a una propuesta más que justa y necesaria para los ciudadanos del norte de Lanzarote, considerando que se trata de un servicio que mejorará sustancialmente la calidad asistencial y la respuesta en casos de extrema necesidad en la comarca norte, además de bajar la presión a otros servicios ya saturados como Valterra o el mismo Hospital Dr. José Molina Orosa.

Para Fidel Ascensión, presidente de APUSAS, las declaraciones del máximo responsable de las urgencias en Lanzarote carecen de credibilidad en tato se basan en un supuesto estudio de ratios de demanda que no se ha publicado; no se ha contando con los profesionales sanitarios que diariamente trabajan en el norte; ni mucho menos escuchado la demanda de los residentes en Haría y Teguise.

APUSAS recuerda que Lanzarote es la tercera isla en número de tarjetas sanitarias y la única del archipiélago que no cuenta con un Punto de Atención Continuada 24 horas en su zona norte, sólo contando con 3 centros de urgencias 24 horas en comparación a Fuerteventura que tiene 4; La Gomera, 5; y La Palma, 6, islas con menor número de tarjetas sanitarias.

Insistimos que la implantación de un Punto de Atención Continuada 24h en el consultorio de Mala beneficiaría a núcleos urbanos como Tahiche, Teguise, Guatiza, Los Valles, Órzola, Máguez, Teseguite, Cocoteros, Arrieta y Punta Mujeres, además de cubrir las contingencias que pudieran necesitar los cientos de turistas que visitan el norte de Lanzarote, o el caso de las personas que arriban en patera.

Por otro lado, desde APUSAS queremos recalcar que en materia de sanidad pública no se debe contemplar la rentabilidad económica, ya que debe imperar el derecho a la accesibilidad a los servicios públicos sanitarios como establece la legislación vigente. “Excusarse en que la red de carreteras del norte no está bien comunicada con Mala en caso de tener que acceder como centro sanitario de urgencias es de una ignorancia supina, dado que la carretera que une Teguise con Mala vía Teseguite está en condiciones, además de encontrarse a una distancia más corta que los centros sanitarios de Valterra o el Hospital Dr. Molina Orosa”, comenta Fidel Ascensión, que sigue aludiendo que “en el caso de que la razón sea el mal estado de las carreteras la culpa recaería en el Cabildo Insular al dejar de hacer sus funciones esenciales como son el mantenimiento de las vías que acceden a los centros públicos”.

Desde APUSAS somos conscientes de la falta de recursos humanos, pero consideramos que no debiera de ser una excusa para dejar de prestar un servicio que por derecho merece la ciudadanía. El problema de escasez de médicos existe de manera estructural en toda Canarias y aun así las demás islas siguen desarrollando y abriendo centros de urgencias extrahospitalarios. Consideramos que la responsabilidad de hacer ofertas atractivas para que los facultativos en medicina vengan a Lanzarote recae en los responsables de la Consejería de Sanidad en la isla, en su caso, la Directora de Área y la Gerencia de los Servicios Sanitarios del Área de Salud de Lanzarote. Contratos estables, mecanismos de motivación, flexibilidad a la hora de turnicidad o movilidad para cubrir vacantes disponibles podrían mejorar sustancialmente el atractivo de Lanzarote para venir a ejercer.

Asimismo, en APUSAS no damos crédito a que desde la Jefatura de Urgencias de Lanzarote no se apoye esta medida que ya están llevando a cabo islas como Fuerteventura, donde el pasado 26 de julio el Director médico de Atención Primaria, el doctor Manuel Ramírez González, declaraba su apuesta por acercar los servicios sanitarios a los ciudadanos “elevando” el servicio actual de Gran Tarajal a Centro Especial de Atención de Urgencias (CEAU), que supondría una extensión de los servicios que presta el Hospital General de Fuerteventura en las mismas condiciones y calidad. Para el responsable majorero el siguiente paso sería invertir en los centros de Morro Jable, Costa Calma y Corralejo con el objetivo de que posean urgencias 7 días durante las 24 horas.

“Cuando una asociación como la nuestra escucha afirmaciones como las vertidas por el Jefe de Urgencias de Lanzarote negando la necesidad de abrir Mala 24 horas, y las compara con la gestión en la isla majorera, nos genera mucha frustración”, declara Ascensión.

Con todo, APUSAS confía en que la Consejería de Sanidad cumpla el compromiso realizado por parte del consejero Blas Trujillo en el Parlamento de Canarias, y que el consultorio de Mala se convierta en el cuarto punto de urgencias 24 horas de Lanzarote antes de que acabe la actual legislatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *