El Cabildo de Fuerteventura ha adjudicado las obras de rehabilitación de la carretera FV-20 entre Cuesta Pedrales y Tiscamanita, en el término municipal de Tuineje, licitados desde la Consejería de Infraestructuras, Carreteras, Ordenación del Territorio, que dirige el presidente Sergio Lloret.

Con un presupuesto total de adjudicación de casi 700 mil euros y un plazo de ejecución de dos meses, la adjudicataria, Asfaltomeros SA, llevará a cabo los trabajos que incluyen el reacondicionamiento de un tramo de algo más de 4 kilómetros de rodadura, rehabilitando la capa de rodadura, así como reponiendo los sistemas de contención de la vía y los sistemas de desagües pluviales y gestión de residuos, el pintado de la señalización horizontal, el desmontaje y reposición de la señalización vertical y el balizamiento del tramo, así como la reposición del firme en adoquín, entre otras actuaciones.

El contrato contempla, además también la reparación de la estructura de la parada de guagua de Tiscamanita y los espacios peatonales, cumpliendo así con el objetivo de «dotar de una mayor seguridad, estabilidad y confortabilidad a este tramo tanto para el tráfico rodado, como para los peatones y usuarios del transporte público, que contarán con una nueva estructura segura y eficaz», destaca el presidente Lloret.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *